109. Pecado

mirame fijamente 103 Pecado

Anuncios

2 comments

  1. Oliver · febrero 9, 2014

    Como las hojas en otoño, por el efecto del tiempo con solo un poco de aire, que se caen solas.
    Dejando desnudas las ramas, y el tronco que sujeta el árbol agarrado al suelo, llueve o truene.
    Así ocurre con nuestra sociedad occidental, que se nos caen los cristales viejos por los que hemos mirado la realidad durante otro tiempo pasado, viendo solo del color que queremos nuestro presente.
    Hoy en cuanto sopla un poco el aire se nos caen los cristales de colores, se nos quedan al descubierto las ramas y el tronco que nos sujeta a la tierra, desprovistos de hojarasca.
    Se nos ven las ideas verdaderas, se nos ve por dentro tal cual somos de verdad, ante nosotros mismos, nosotros o nosotras, mayores o pequeños.
    La ciudadanía con el paso del tiempo, con los avances de la ciencia, con la cultura repartida, va deshojando la margarita de la ignorancia.
    Como Galileo descubriendo el cielo lleno de astros todos redondos girando al compás unos de otros.
    Descubriendo que no éramos el único centro.
    Las gentes todas, desechamos la hojarasca que nos enturbia los ojos en cuanto nos damos cuenta de nosotros mismos, de quienes somos en realidad.
    Igual pasa con las instituciones, con las jerarquías, o con La Iglesia Católica.
    Separando a los creyentes de base de los grupos o de las élites diferenciadas en estilos o mesuras de obediencias, de recio abolengo unas, otras de reciente sello.
    Como franquicias adaptadas al devenir de los tiempos en materia de Fe y de Credo.
    Cosa rara, las élites.
    Por eso cuando llega un tiempo de otoño, un galileo cualquiera que mira por un cristal y ve el cosmos, se nos caen las hojas de la ignorancia.
    Mirando sin cristales de colores.
    Tal cual somos, con las ideas al descubierto.
    Descubrimos que el centro de nosotros no está fuera, está dentro, y responde al tronco de respeto por el ser humano, por la gente.
    Hombres y mujeres, ancianos o niños y niñas.

    Me gusta

  2. Carmen Sánchez · febrero 12, 2014

    Será LA PRUEBA definitiva de si realmente Francisco es valiente y renovador …. es mejor no tener muchas esperanzas.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s